Curso OnLine de Patrón de Yate Tema 01 Seguridad

Temas 1.3 y 1.4

Tema 01 Seguridad

En este apartado, veremos la parte de Abandono de la embarcación y Salvamento Marítimo del tema 1 Seguridad en la mar.

Son los apartados:

1.3. ABANDONO DE LA EMBARCACIÓN.

1.4. SALVAMENTO MARÍTIMO.

Accede a los test on-line de los últimos exámenes, y práctica todas las veces que quieras.

Acceso:

Para editar tus datos de registro, pincha AQUÍ.

Tema 1 Seguridad en la mar:

Tema 1 Seguridad en la mar:

1.3. ABANDONO DE LA EMBARCACIÓN.

El abandono de una embarcación consiste en salir de esta. Solo abandonaremos el barco cuando ya no se pueda estar a bordo, o cuando esta ofrezca menos garantías de seguridad que la balsa salvavidas, o incluso la permanencia en el agua. Cuando el riesgo de hundimiento o de incendio sea muy elevado. La orden la dará el patrón o capitán. 

La temperatura corporal es baja (temperatura rectal inferior a 35º C). Por debajo de 35º se nota cansancio, falta de coordinación, aturdimiento y por debajo de los 31º se pierde el conocimiento, el pulso se vuelve débil.

Para prevenirla es necesario abrigar las zonas de mayor pérdida de temperatura: cabeza, cuello, axilas e ingles, evitar la humedad y permanecer hidratado

En aguas frías, el mejor seguro es el propio barco.

El principal peligro en este tipo de aguas es la hipotermia, por lo que la principal prioridad para la supervivencia será mantener la temperatura corporal.

La mejor posición para permanecer en el agua con el chaleco salvavidas, es la fetal, para mantener el máximo calor en ingles y axilas.

 

Hipotermia. 

1.3.1. MEDIDAS A TOMAR ANTES DE ABANDONAR LA EMBARCACIÓN.

La decisión de abandono lleva una gran responsabilidad, y la decisión será únicamente del patrón o capitán.

En una situación de abandono, es normal que una tripulación inexperta entre en modo pánico, por lo que deberá ser adiestrada con antelación al abandono del muelle. Debemos tener en cuenta, que el abandono supone nerviosismo, y hay muchos tripulantes que se pueden bloquear. El patrón mantendrá la calma, y la contagiará al resto de la tripulación, dando las funciones más importantes, a los tripulantes que estén más calmados.

Antes de abandonar una embarcación, debemos tomar una serie de medidas de seguridad.

  • Detener la embarcación.
  • Emitir el aviso de abandono mediante la radio (Canal 16 de VHF) o cualquier otro medio de comunicación.
  • Activar la radiobaliza Llevar consigo la radiobaliza.
  • Nos colocaremos los chalecos salvavidas, después de abrigarnos bien.
  • Lanzar bengalas y cohetes si hay un barco a la vista
  • Preparamos la balsa salvavidas en caso de disponer de ella.
  • Meteremos en la balsa todos los elementos de seguridad y supervivencia que puedan ser de utilidad. Radio portátil, radiobaliza, transpondedor RADAR, agua, alimentos, pirotecnia, aros salvavidas, documentación del barco, ayudas a la navegación, mantas, botiquín, cabos, linterna, cuchillo
  • Haremos todo lo posible para mantener el barco a flote. Cerrar todos los portillos, dejar puesta la bomba de achique, intentar tapar las vías de agua…
  • Dejaremos suelto o tiraremos al mar todo lo que pueda flotar
Como emitir un mensaje de socorro

Si tenemos sistema de Llamada Selectiva Digital, pulsaremos el botón rojo que pone DISSTRESS, durante 5 segundos, para hacer sonar las alarmas de las radios de las estaciones costeras y de Salvamento Marítimo, y de los barcos que estén en nuestra zona de cobertura, llamando así la atención. A continuación, por voz en el canal 16 de VHF o la frecuencia de 2.182Khz de Onda media, diremos el siguiente mensaje.

1.3.2. FORMA DE ABANDONAR LA EMBARCACIÓN EN EL SUPUESTO DE DISPONER DE BALSA SALVAVIDAS.

Qué hacer
  • Abandonar
  • En caso de abandono por incendio, lo haremos por barlovento para evitar las llamas.
  • Alejarse del buque rápidamente una distancia considerable para evitar la succión o los remolinos.
  • Evitar saltar al agua para no mojarnos, pero si es inevitable, saltaremos con los brazos cruzados sobre el pecho tapando nariz y boca sujetando el chaleco.
  • Embarcaremos de forma ordenada y sin zapatos.
  • Acomodarse a bordo, buscando el equilibrio para no volcar.
  • Distribuir pastillas contra el mareo.
  • Achicar y mantener seca la balsa. Usar las esponjas de la balsa.
  • Organizar la supervivencia.
  • Verificar periódicamente el inflado de la balsa y el estado de las válvulas.
  • En caso de embarcar personas accidentadas, con capacidad física reducida, avanzada edad o niños, es preferible que embarque antes alguien tranquilo y sepa lo que hace para ayudarlos desde el interior.
Adrizado.
  • Girar la balsa hasta que la botella de aire quede a sotavento.
  • Subirse a la balsa apoyándonos en la botella.
  • Agarrar las tiras.
  • Aprovechar la ayuda del viento para adrizarla.
Si no dispone de balsa, no se destrinca o está pinchada
  • Salte al agua y no intente nadar. Si tiene que hacerlo, hágalo de espaldas.
  • Lleve consigo la radiobaliza.
  • Mantenga agrupada a toda la tripulación.
  • Súbase a cualquier objeto flotante para reducir la hipotermia.

1.3.3. LA ZAFA HIDROSTÁTICA. DISPARO MANUAL Y AUTOMÁTICO.

1. Manualmente:
  • Sacar la boza, tirando de ella hasta notar resistencia, y amarrarla al barco.
  • Soltar las trincas de mar (gancho de pelicano) que sujetan la balsa a la cuna (soporte de la balsa).
  • Aproximarla a una zona de cubierta de fácil acceso posterior.
  • Lanzar la balsa al agua, asegurándonos que la boza está sujeta al barco con el enlace débil.
  • Dar un fuerte tirón a la boza para accionar la botella de inflado.
  • Acercar la balsa y embarcar por parejas.
  • Cortar la boza que une la balsa al barco, usando el cuchillo.
  • Rescatar a los tripulantes que estén en el agua.
  • Alejarse del barco y unirse al resto de balsas o botes de supervivencia.
2. Por zafa hidrostática:

Si no nos da tiempo a ponerla a flote de forma manual.

Al hundirse el barco, la zafa suelta la balsa (cortando la trinca) antes de estar a 4 metros de profundidad. Al seguir hundiéndose el barco, tirara de la boza que activa la botella de anhídrido carbónico, e hinchará la balsa, rompiendo los enlaces débiles del contenedor, y posteriormente la propia flotabilidad de la balsa romperá el enlace débil de la boza, quedando la balsa a flote y libre del barco.

El enlace débil romperá cuando esté sometida a un esfuerzo de 2,2 KN (aprox. 225 kilopondios).

De esta manera, los supervivientes solo tendrán que buscar la balsa y embarcar cuanto antes.

Para garantizar esta disponibilidad en la balsa salvavidas, la zafa tiene que estar bien conexionada, de forma que la boza, enlaces y grilletes estén en su correspondiente punto de conexión.

La zafa se activa por la presión del agua (entre 1,5 a 4 m). Debe ser:

  • Fácil de instalar y con fecha de caducidad legible
  • Se cambia a los dos años de servicio

1.3.4. PERMANENCIA EN LA BALSA SALVAVIDAS: ORGANIZACIÓN A BORDO.

La inexperiencia, el miedo y la desesperación no hacen más que agravar la situación. Supervivencia en la mar significa aprovechar al máximo lo que tengamos e improvisar, para prolongar la vida en condiciones adversas.

Las agresiones que nos pueden matar son:

  • Asfixia; mata en minutos.
  • Intemperie; mata en horas.
  • Sed; mata en días.
  • Hambre; mata en semanas.
  • Miedo; que ayudado por la intemperie puede producir la muerte en horas.

Hay ciertas tareas importantes:

  • Mantenimiento de la balsa en las mejores condiciones de flotabilidad y estabilidad, repartiendo pesos, achicando agua, revisando el inflado, etc. Además mantendremos el orden y la higiene lo mejor posible.
  • Cuidado de los heridos y secado de ropa al sol cuando sea posible.
  • Mantener el ánimo del grupo y buscar tareas para todo el mundo.
  • Daremos a todos los tripulantes medicación contra el mareo .
  • Mantener una disciplina rígida, y seguir las indicaciones del líder.
  • Nos mantendremos a la escucha en el Canal 16 con el VHF Portátil.
Lucha contra la asfixia

La muerte por ahogamiento suele darse en el momento del naufragio. El mal estado de la mar, y la temperatura, la insuficiencia de chalecos disponibles favorecen esta asfixia

Flotar a toda costa

No nos alejaremos del lugar. Si el calzado es pesado nos lo quitaremos, aunque no los calcetines. La camisa y los pantalones, pueden inflarse y sostener parte del peso del cuerpo. Podemos fabricarnos un chaleco con los pantalones.

Brazada de flotación

Su objeto es procurar la flotabilidad, aprovechando el aire de los pulmones. Cuerpo vertical. Para inspirar se agitan suave y alternativamente las piernas hacia adelante y hacia atrás. Llevamos los brazos hacia delante y levantamos la cabeza. Por la nariz se expulsa el aire y por la boca se inspira, para volver a la posición de colgado en el agua.

Lucha contra la intemperie
  • El frio es uno de los peores enemigos. Intentaremos perder el mínimo calor posible. La cabeza, el tronco y la ingle son zonas a proteger y por ello es importante abrigarnos.
  • Con chaleco salvavidas, la mejor postura es la fetal.
  • En una balsa salvavidas, lo más abrigados y secos posible.
  • Los comprimidos contra el mareo se convertirán en algo obligatorio.
  • Necesitamos descansar y dormir, por lo que organizaremos guardias de vigilancia.
  • Debemos procurar movernos para desentumecer los músculos, y darnos masajes para activar la circulación.
  • Alcohol prohibido, ya que aumenta la pérdida calorífica del cuerpo por la vasodilatación.
  • En climas cálidos, permaneceremos a la sombra del toldo. La ropa húmeda y pequeños baños, siempre con un cabo atado a la cintura, ayudarán a limitar la evaporación del cuerpo. Es importante usar crema protectora.
Lucha contra la sed

El agua es un elemento fundamental sin el cual no se puede subsistir . Las balsas disponen de 1,5 litros de agua dulce por persona, cantidad suficiente para 3 días, a razón de 500 ml por persona y día. En cualquier caso, es conveniente no beber agua durante las 24 horas siguientes al naufragio, ya que por un lado el organismo no la retendrá y por otro las células poseen todavía la suficiente hidratación .

Agua de condensación

Puede salvarte la vida. Necesitamos mucha diferencia de temperatura diurna y nocturna, de modo que en la segunda parte de la noche se origine rocío. Estaremos atentos a las superficies expuestas al aire, que deben limpiarse de incrustaciones de sal, ya que una capa de finas gotitas de agua dulce puede recogerse con una esponja o un paño.

Agua de lluvia

Es sin duda el principal recurso para el náufrago . Limpiar con abundante agua de mar el toldo de la balsa o superficie receptora, para disolver la sal depositada en él. Este lavado continuará con las primeras gotas de agua de lluvia. Se deberá almacenar toda el agua recogida.

Agua dulce a partir de agua salada

Dos procedimientos:

  • Destilador solar.
  • Una bolsa de goma en la que se introduce agua de mar. En su interior hay unas tabletas de una sustancia sintética intercambiadora de iones, una zeolita de plata y de bario. Es suficiente con agitar el recipiente, de vez en cuando, durante 30 minutos para que el cloruro de sodio y las sales de magnesio del agua de mar, se transformen en sulfato bárico y cloruro de plata, ambos insolubles, que se depositan en el recipiente. Extraída el agua dulce se podría repetir la operación con las mismas tabletas.
Agua salada

Ha habido náufragos que han sobrevivido gracias al agua de mar. En cualquier caso, poca cantidad, no más de medio litro por día. Si tenemos agua dulce, mezclaríamos un 25% de agua salada con un 75% de agua dulce..

Lucha contra el hambre

Es lo menos peligroso. Podemos estar varias semanas sin comer, pero no sin beber. Parte de sus necesidades de agua dulce se consigue con alimentos que obtengan del mar:

  • Las raciones de supervivencia de la balsa.
  • Los peces.
  • El plancton.
  • Las tortugas.
  • Los crustáceos.
  • Las algas.
  • Los pájaros.

Las raciones alimenticias que portan las balsas están compuestas de caramelos de azúcar de cebada, galletas y latas de preparados ricos en grasa, proteínas e hidratos de carbono, y pobres en sales.

En las primeras 24 horas no se comerá nada 

Intentaremos pescar, sobre todo a partir del tercer día, ya que el fondo de la balsa es negro, y se pegan organismos que atraen a los peces.

El plancton formado por minúsculos crustáceos, larvas, etc., es un alimento rico en proteínas, minerales y vitamina C. Este alimento semi-invisible se puede tratar de obtenerlo con el ancla flotante, con las mangas de una camisa o con unas medias femeninas que es el tejido ideal.

Debemos racionar el alimento también lo máximo posible Siempre es mejor pasar un poco de hambre y de sed a quedarse sin víveres.

Lucha contra el miedo

Confianza y seguridad son razones que llevan al náufrago a mantenerse vivo, atento al socorro.

De cualquier forma, alguien debe imponer ánimo y disciplina en la balsa. Algunas personas se quedan inmovilizadas por el miedo pero no hay duda de que el considerar las técnicas de supervivencia puede llegar a ser la base del éxito.

Ancla de capa

En la balsa debe haber dos anclas flotantes o de capa. Una la llevaremos permanentemente en el agua, para evitar al máximo el abatimiento. El ancla de capa es muy útil para aguantar «a la capa» y resistir el mar y viento.

1.3.5. USO DE LAS SEÑALES PIROTÉCNICAS.

Procuraremos mantenerlas secas el mayor tiempo posible. Las señales pirotécnicas las usaremos siempre a la vista de un barco o de un avión y no desperdiciándolas. Nos colocaremos a barlovento para quedar libres de la llama o del disparo. En caso necesario, se pueden utilizar desde el agua.

 

1.3.6. UTILIZACIÓN DE LA RADIOBALIZA EPIRB, DEL RESPONDEDOR DE RADAR (SART) Y DEL VHF PORTÁTIL.

El sistema mundial de socorro y seguridad marítimo (SMSSM)

El «Reglamento por el que se regulan las radiocomunicaciones a bordo de buques civiles españoles» regula los equipos que debemos llevar, según las zonas de navegación en las que navegamos.

Equipos:

  • Estaciones de radio fijas (en VHF y OM, con Llamada Selectiva Digital – LSD).
  • Estaciones portátiles de VHF.
  • Sistema de posicionamiento por satélite (GPS).
  • Radiobalizas (RLS EPIRB).
  • Respondedores de radar (RESAR – SART).
  • Terminales NAVTEX.
  • INMARSAT.

A mayor distancia de costa a la que se puede navegar, más completos serán los equipamientos.

1.3.6.1. Radiobalizas de 406 MHz EPIRB:

Una radiobaliza EPIRB-RLS (Emergency Position-Indicating Radio Beacon, Radiobaliza de Localización de Siniestros) está diseñada para transmitir a un centro de coordinación de rescate la identificación y posición exacta de un buque en cualquier lugar del mundo.

Se activa automáticamente al entrar en contacto con el agua en caso de hundimiento.

Emite en las frecuencias 406 MHz. y 121.5 MHz.

Deberán estar registradas en la Dirección General de la Marina Mercante, que mantendrá una base de datos actualizada de las mismas, al objeto de facilitar la actividad de los servicios de salvamento.

Tendrán programado un número de identificación del servicio móvil marítimo (MMSI).

Toda Radiobaliza debe ir instalada en el exterior, a más de 1.5 metros de cualquier campo magnético, y contara con una zafa hidrostática la cual permita que se suelte automáticamente del barco en caso de hundimiento. 

Funcionamiento general del sistema.

 El sistema COSPAS-SARSAT es un sistema utilizado para búsqueda y salvamento con ayuda de satélites, proyectado para localizar las radiobalizas de socorro que transmitan en las frecuencias de 406 MHz y 121,5 MHz.

El sistema ha sido establecido y es administrado por organizaciones del Canadá, Francia, Estados Unidos y RUSIA.

Subsistemas principales.
  1. Según su uso:
  • TLS: Transmisor para la Localización de Siniestros. Son aerotransportadas.
  • RLS: Radiobaliza para la Localización de Siniestros (EPIRB). Son de uso marítimo.
  • BPL: Baliza Personal de Localización. Para uso en tierra.

Según la frecuencia de transmisión:

  • Balizas de 121,5 MHz.
  • Balizas de 406 MHz.
  1. Sector Espacial:
    1. GEOSAR: La configuración de sistema de GEOSAR abarca 4 satélites geoestacionarios situados en aproximadamente 36000 kilómetros sobre el ecuador en diversas líneas de longitud, dando un punto de visión de toda la superficie de tierra entre 70º norte y 70º sur.
    2. LEOSAR: La configuración del sistema LEOSAR abarca 4 satélites: 2 COSPAS (Rusia) y 2 SARSAT (E.E.U.U., Canadá y Francia) en órbita polar Norte cercano-Sur, con un período orbital de aproximadamente 120 minutos. Las orbitas de estos satélites están adaptadas para cubrir toda la superficie de la Tierra.
  • El enlace entre las RLS y el satélite se efectúa 121,5 MHz y 406,025 MHz;
  • El enlace entre el satélite y el TLU se efectúa en 1544,5 MHz.
  1. Terminales Locales de Usuario (TLU). Alertan a los Centros de Control de Misión (CCM). Existen dos categorías:
  • Los que procesan las señales de 121,5 MHz que envía el satélite y las de 406 MHz ya procesadas
  • Las terminales más sencillas que únicamente procesan las señales de 406 MHz.
  1. Centros de Control de la Misión (CCM).

Cada país propietario de un TLU debe tener, al menos, un CCM.

Debe recoger, almacenar y clasificar los datos de los TLU y de otros CCM, así como intercambiar datos COSPAS-SARSAT y las redes SAR.

En España hay un TLU en Maspalomas (Canarias). Donde también hay un CCM. Este envía las alertas al Centro Nacional de Control y Salvamento de Madrid.

La frecuencia de 121.500 MHz, siempre presente, se utiliza para guiado por radio del equipo de rescate, cerca del lugar del accidente.

 

Proceso:
  • Se activa la radiobaliza, la cual transmite señales que son detectadas por los satélites del sistema.
  • Los satélites retransmiten la señal a una red de estaciones terrestres denominadas Terminales Locales de Usuario (TLU). Aquí se procesan las señales para determinar la posición geográfica de la emergencia.
  • Los datos de la posición se transmiten a un Centro de Control de la Misión (CCM) que origina las alertas que se envían a los Centros de Coordinación de Rescate (CCR) apropiados.
  • Los Centros de Coordinación de Rescate inician las operaciones de búsqueda y salvamento (SAR).

 

Modos de cobertura.

El sistema COSPAS-SARSAT consta de 2 modos de cobertura para la detección y localización de las balizas:

  • Tiempo real (121,5 MHz y 406 MHz).
    • 121,5 MHZ: El satélite transmite a tierra (TLU) y sin procesar, las señales recibidas en 121,5 MHz. En éste modo, es necesario que la baliza y  el TLU estén a la vista del satélite.
    • 406 MHz: El satélite recibe la señal en 406 MHz pero la procesa añadiendo a la señal original la hora.
  • Cobertura mundial (406 MHz). El satélite almacena los datos recibidos en 406 MHz y los va enviando a intervalos para que puedan ser recibidos por los diferentes TLU

     

    Salvamento marítimo responde a todas las emergencias procedentes de un radiobaliza

    Para conseguir que la radiobaliza sea eficaz:

    • Registrar la radiobaliza cuando la compramos o sustituimos.
    • Dispondrá de luz de destellos y señal (acústica y/o luminosa) que indique su activación.
    • Situar la radiobaliza y su alojamiento en un lugar despejado y protegido en cubierta desde donde pueda salir a la superficie en caso de hundimiento. Nunca navegar con la radiobaliza guardada en el interior de un «armario».
    • Tratarla con cuidado y evitar golpes.
    • Respetar los plazos de las revisiones (batería y zafa hidrostática).
    • Comprobar la batería antes de zarpar.
    • No manipular la radiobaliza sin motivo, para evitar su activación accidental.
    • La recarga o sustitución de la batería debe hacerla un servicio técnico autorizado
    • Si se activa involuntariamente, avisar urgentemente a Salvamento Marítimo para desactivar la búsqueda.

    Mantenerla alejada  de radares, antenas de radio o altavoces, ya que puede activarse involuntariamente.

    Para que las embarcaciones de rescate puedan dirigirse a la que esté en peligro, se usa la frecuencia de 121,5 Mhz para radio recalada (homing), por lo que una vez activada, la dejaremos encendida.

      Componentes de una radiobaliza:

      Antena flexible de látigo.

      Contactos de agua para encendido una vez zafada.

      Luz estroboscópica al activarse.

      Pilas de litio, duración de 4 a 5 años, 48 horas en funcionamiento .

      Luz roja indicadora del modo.

      Rabiza para amarrarla.

      Punto de programación.

      Zafa hidrostática que la libera automáticamente del buque a menos de 4 metros de profundidad.

      Botón READY para desactivar.

      Soporte automático de libre flotación.

      Botón ON para activación manual.

       

      Cuando se activa una RLS emite una señal audible durante 2 minutos, pudiendo desactivarse hasta ese momento, entonces empieza a transmitir y envía la alerta.

      La RLS de VHF utiliza el canal 70 (156,525 Mhz) en señal DSC. Está aprobada para la zona A1 en lugar de la radiobaliza por satélite. La activación puede ser manual o automática.

        Características principales de la RLS-EPIRB:
        • Capaz de transmitir una alerta de socorro a un satélite.
        • Tras su puesta a flote, su funcionamiento debe ser fiable en cualquier condición.
        • Cuenta con medios para impedir su activación involuntaria (seguros).
        • Es hermética a una profundidad de hasta 10 m durante al menos 5 minutos.
        • Si se libera ella sola, se activa automáticamente.
        • Cuenta con un dispositivo de activación y desactivación manual.
        • Flota derecha con mar en calma y tiene flotabilidad y estabilidad positiva en cualquier condición.
        • Es resistente a caídas de hasta 20 metros.
        • Tiene un sistema de prueba o Test.
        • Es de color amarillo o naranja.
        • Lleva una rabiza para atarla a una persona o a la balsa.
        • Lleva una luz como indicativo de su activación y para ayudar a su localización.
        • En caso de hundimiento debe liberarse sola antes de alcanzar los 10 metros de profundidad.
        • Debe instalarse en un lugar de fácil acceso y sin nada que la una al barco excepto su propio soporte.
        • Debe llevar impresa la fecha de caducidad de las baterías e instrucciones de uso.

          1.3.6.2. Respondedor radar (RESAR).

          El respondedor radar (RESAR), Transpondedor RAdar o SART  (Search and Rescue Radar Transponder) es el medio principal para localizar embarcaciones (buques, botes, balsas) o incluso náufragos en peligro.

          Trabaja en banda X (9 Ghz) y puede ser activado manualmente, o automáticamente al flotar. Responde al ser interrogado por un radar cercano en funcionamiento y emite luz y/o sonido al operar. Genera 12 o más ecos en la pantalla radar, que, al aproximarse la embarcación, se transforman en círculos .

          Factores que afectan a la distancia de detección:
          • El tipo de radar y su uso: según la ganancia, la altura de la antena radar y la escala.
          • Las condiciones meteorológicas.
          • La altura en la embarcación: a mayor altura más lejos se detectará.

          La IMO establece que para un RESAR a 1 metro de altura sobre la mar y con una antena radar a 15 metros, el alcance mínimo sea de 5 millas. Da una respuesta radar en todo el horizonte marino.

          Características principales de un Respondedor (RESAR/SART):
          • Activación manual o automática a través de una zafa que lo liberara al hundirse la embarcación.
          • Una vez activado emitirá unas señales acústicas y luminosas si está respondiendo a una señal RADAR.
          • Su batería garantiza una autonomía de 96 horas en espera (stand By) y 8 de transmisión.
          • Debe ser capaz de operar incluso en condiciones extremas de mar y temperatura.
          • A un metro sobre el agua deberá poder ser detectado a 10 millas.
          • A 1,5 metros sobre el agua deberá poder ser detectado a 30 millas.
          Recomendaciones de uso.

          Activarlo a la vista de un buque o de una aeronave. En caso de haber abandonado la embarcación, activarlo nada más abandonarla y embarcar en la balsa salvavidas.

          Colocarlo lo más alto posible para mejorar su alcance, mínimo entre 1 y 1,5 m sobre el agua . A más de 1,5 metros es muy difícil colocarlo, por lo que el alcance no será mayor de 30 millas.

          1.3.6.3. El VHF

          Es el sistema de comunicación por radio habitual en la flota de recreo. Su alcance es relativamente corto y depende de las condiciones atmosféricas. Como las ondas se propagan en línea recta, es muy sensible a cualquier obstáculo. El canal 16 de VHF está reservado para seguridad y llamadas de socorro.

          El VHF usa la Llamada Selectiva Digital (LSD) en el Canal 70. Transmite llamadas de socorro que garantiza su recepción por Salvamento Marítimo (si están dentro del alcance del VHF Digital – 40/50 millas) y por otros buques y embarcaciones próximos. Con LSD, con pulsar un botón basta para pedir socorro.

          Todos los miembros de la tripulación deben ser capaces de utilizar el VHF y la llamada selectiva digital (LSD).

            Es el sistema de comunicación por radio habitual en la flota de recreo. Su alcance es relativamente corto y depende de las condiciones atmosféricas. Como las ondas se propagan en línea recta, es muy sensible a cualquier obstáculo. El canal 16 de VHF está reservado para seguridad y llamadas de socorro.

            El VHF usa la Llamada Selectiva Digital (LSD) en el Canal 70. Transmite llamadas de socorro que garantiza su recepción por Salvamento Marítimo (si están dentro del alcance del VHF Digital – 40/50 millas) y por otros buques y embarcaciones próximos. Con LSD, con pulsar un botón basta para pedir socorro.

            Todos los miembros de la tripulación deben ser capaces de utilizar el VHF y la llamada selectiva digital (LSD).

              Es el sistema de comunicación por radio habitual en la flota de recreo. Su alcance es relativamente corto y depende de las condiciones atmosféricas. Como las ondas se propagan en línea recta, es muy sensible a cualquier obstáculo. El canal 16 de VHF está reservado para seguridad y llamadas de socorro.

              El VHF usa la Llamada Selectiva Digital (LSD) en el Canal 70. Transmite llamadas de socorro que garantiza su recepción por Salvamento Marítimo (si están dentro del alcance del VHF Digital – 40/50 millas) y por otros buques y embarcaciones próximos. Con LSD, con pulsar un botón basta para pedir socorro.

              Todos los miembros de la tripulación deben ser capaces de utilizar el VHF y la llamada selectiva digital (LSD).

                1.3.6.4. VHF portátil.

                Estos equipos bidireccionales nos los podemos llevar al abandonar la embarcación y en muchos casos nos permiten hacer las comunicaciones estando en cubierta. Es compatible con la VHF fija de a bordo.

                A la hora de utilizar un VHF Portátil y con el fin de llegar lo más lejos posible con la transmisión es más importante la altura de la antena que la potencia de emisión elegida.

                Para que estos equipos sean homologados (GMDSS) deben:

                • Resistirá caídas y será estanco a 1 metro de profundidad durante 5 minutos.
                • Flotantes
                • Además del canal 16 deben contar al menos con los canales 6 y 13.
                • Debe ser manejable por personal no cualificado y que lleve guantes, con una sola mano.
                • Trabajan en la banda VHF y no disponen de DSC.
                • Debe ser portátil y consta de: Transmisor/receptor integral, antena y batería, una Unidad de control, y un Micrófono y altavoz internos.
                • Su tamaño y peso será reducido y dispondrá de medios de sujeción a la indumentaria.
                • Su color debe ser muy visible.
                • Llevará una indicación visual de que está encendido y un mando de volumen.
                • Podrá estar 8 horas trabajando y las baterías durarán por lo menos 2 años.
                • Asimismo, deben disponer de instrucciones de manejo e indicar la fecha de caducidad de las baterías.

                1.4. SALVAMENTO MARÍTIMO.

                La SOCIEDAD ESTATAL DE SALVAMENTO Y SEGURIDAD MARÍTIMA (SASEMAR) es un Organismo Público creada por la Ley 27/ 1992, de 24 de noviembre, de Puertos del Estado y de la Marina Mercante que pertenece al ministerio de Fomento para fines de:

                • Búsqueda, rescate y salvamento marítimos,
                • Control y ayuda al tráfico marítimo,
                • Prevención y lucha contra conta­minaciones en el medio marítimo,
                • Servicios de rem­olque
                • Actuaciones complementarias a éstas (avisos meteorológicos, …

                Su misión es ofrecer una respuesta rápida y eficaz a las emergencias maríti­mas localizadas desde los Centros de Coordinación de Salvamento, las 24 horas del día.

                Para contactar con Salvamento Marítimo, lo podemos hacer  a través de las frecuencias de socorro, 2.182 KHz de fonía o 2.187,5 KHz en llamada selectiva digital y canal 16 (156,800 MHz) en fonía o canal 70 (156,525 MHz) en llamada selectiva digital en VHF.

                Desde tierra por el Teléfono de Emergencias Marítimas 900 202 202 o el teléfono de Emergencia ciudadana 112.

                  1.4.1. RESCATE DESDE UN HELICÓPTERO, SEGÚN INFORMACIÓN PUBLICADA POR SALVAMENTO MARÍTIMO:

                  El uso de helicópteros para rescate y evacuación, se ha aumentado mucho gracias a su eficacia y rapidez, y a que evita que otra embarcación tenga que arriesgar acercándose a la embarcación siniestrada con mala mar. Los profesionales de Salvamento Marítimo utilizan los medios más avanzados y se ejercitan semanalmente para este tipo de operaciones (Hi- Line), tanto de día como de noche. Confíe en ellos.

                  Primordial es el entendimiento y acuerdo completo entre el responsable de la embarcación y el piloto del helicóptero sobre un plan de operaciones para la evacuación.

                  El helicóptero debe llevar el siguiente equipo mínimo:

                  • Flotadores de inflado de emergencia.
                  • Balsas salvavidas.
                  • Un paquete de supervivencia.
                  • Equipo de primeros auxilios.
                  • Chalecos salvavidas para todos los tripulantes.

                  Las naves que prestan servicios de evacuación disponen de un operador de grúa/auxiliar de cabina.

                  Deberemos preparar la embarcación para reducir al máximo los riesgos.

                  Las operaciones rutinarias generalmente pueden realizarse con una velocidad del viento de hasta 50 nudos . No obstante, bajo ciertas circunstancias puede ser necesario que el barco cambie de rumbo a petición del piloto del helicóptero. En las emergencias las operaciones pueden desarrollarse, con ciertos helicópteros, con velocidades del viento de hasta 70 nudos .

                  Se consideran circunstancias poco favorables para un rescate los Vientos duros, el Barco sin gobierno, el Barco sin propulsión, etc…

                  Intentaremos reducir al máximo los balances, cabeceos, golpes de mar y rociones.

                  En las operaciones de rutina, debe evitarse una altura de arriado/izado mayor de 12 metros.

                   

                  1.4.1.1. TIEMPO DE RESPUESTA Y VELOCIDAD DEL HELICÓPTERO.

                  Según Salvamento Marítimo, es posible disponer de un helicóptero de salvamento dentro de las 25 millas desde la costa española, en un tiempo aproximado de 60 minutos desde el inicio de la alerta. Cualquier condición meteorológica adversa, puede contribuir a la alteración de estos tiempos.

                  Sus helicópteros pueden volar hasta a 165 nudos y con ello alcanzar un radio de acción de 250 millas.  

                  1.4.1.2. CONTACTO PREVIA LLEGADA DEL HELICÓPTERO.

                  Acciones previas a la llegada del helicóptero.

                  De gran importancia son las comunicaciones por VHF (canal 16) para recibir instrucciones del helicóptero.

                  En caso de rescate mediante helicóptero, para guiarlo en su aproximación utilizando la técnica de las horas del reloj, el punto de vista o referencia será el helicóptero.

                  En caso de tener un Respondedor RADAR (RESAR) lo activaremos para facilitar la localización de nuestra posición.

                  El patrón instruirá a la tripulación antes de la llegada del helicóptero porque luego habrá demasiado ruido.

                  Prepararemos el barco para la llegada del helicóptero arriando velas, trincando los cabos, recogiendo las cañas, etc.

                  Izaremos un gallardete o catavientos para indicar al piloto del helicóptero la velocidad y dirección del viento.

                   

                  1.4.1.3. OBLIGACIÓN DE PONERSE EL CHALECO SALVAVIDAS.

                  Todas las personas a bordo deben ponerse el chaleco salvavidas.

                   

                  1.4.1.4. RESCATE DESDE EL AGUA O DESDE LA BALSA SALVAVIDAS.

                  Pueden ordenarles que lancen la balsa salvavidas y suban a ella o bien que salten por la borda (uno a uno, para no esperar en el agua y evitar hipotermia) para ser rescatados desde el agua (uno a uno) por el rescatador/nadador. 

                   

                  1.4.1.5. RESCATE DE BIENES (DOCUMENTACIÓN).

                  Recoja la documentación imprescindible (no piense que le izarán con sus maletas).

                  1.4.1.6 MANIOBRA.

                  Acciones a la llegada del helicóptero.

                  Lo más importante es seguir exactamente las instrucciones de la tripulación del helicóptero.

                  En una operación considerada normal, la embarcación mantendrá rumbo y velocidad constantes definidos de común acuerdo con el piloto. Normalmente, el rumbo se debe mantener entre 20º y 30º con respecto al viento que se dejará por babor . En caso de ser un velero, arriaremos todas las velas y navegaremos usando el motor. 

                  A petición del helicóptero, utilizaremos bengalas y botes de humo para señalizar nuestra posición pero nunca un cohete con paracaídas.

                  Nunca engancharemos el cable guía que nos manda el helicóptero al barco y dejaremos que toque agua o cubierta antes de cogerlo para evitar descargas de electricidad estática.

                  En ocasiones nos pueden pedir que abandonemos el barco, bien en la balsa salvavidas o con un chaleco salvavidas directamente al agua. Si desciende un rescatador nos guiara en toda la maniobra.

                  Los “brazos estirados con los pulgares hacia arriba en evacuación con helicóptero” significa: Listo para izar

                  Cuando nos izan no debemos agarrar el helicóptero, llevaremos los brazos pegados al cuerpo y cruzados en el pecho hasta que ellos nos introduzcan en el helicóptero.

                  Señales visuales con el helicóptero.
                     

                  Adelante. El barco está listo y el helicóptero puede acercarse. (Los brazos se mueven repetidamente hacia arriba y hacia abajo, haciendo señales hacia adelante).

                  Fin de operaciones. Las operaciones han terminado. (Los brazos se cruzan repetidamente sobre la cabeza)

                  a) Embarque
                  • Coloquen estrobos bajo los sobacos.
                  • Permanezcan verticales bajo la grúa del helicóptero.
                  • Cuando estén listos hagan la señal de ≪pulgares arriba≫.
                  • Sujétense a los estrobos las manos, los brazos extendidos hacia abajo y los codos bien metidos hacia dentro.
                  • En la puerta de entrada al helicóptero, el operador de grúa les girara la cara hacia la cara opuesta del helicóptero y, les ayudara a entrar en el mismo. No intenten ayudarle, puesto que él tiene que seguir un procedimiento rutinario.
                  • No se quiten el estrobo hasta que así se les indique.
                  • Siéntense donde les indique el operador de grúa.
                  • Sujétense los cinturones
                  b) Desembarque
                  • No abandonen sus asientos hasta que así se les indique.
                  • El operador de grúa comprobara que el estrobo este colocado adecuadamente.
                  • Siéntense en la puerta de salida cuando el operador de grúa lo indique y cuando estén listos hagan la señal de ≪pulgares arriba≫ o asientan con la cabeza.
                  • Cuando hayan alcanzado la cubierta dejen caer el estrobo a sus pies y aléjense libres del mismo.
                  • Abandonen el área de operaciones a paso ligero, manteniendo bien baja la cabeza.

                  1.4.1.7. PRECAUCIONES:

                  1.4.1.7.1. EMBARCACIONES A VELA.

                  En veleros, arríe velas y arranque motor.

                  1.4.1.7.2. OBJETOS EN CUBIERTA.

                  Las aspas del helicóptero hacen mucha fuerza, así que no debemos dejar cosas sobre cubierta.

                  1.4.1.7.3. LANZAMIENTO DE COHETES CON PARACAÍDAS.

                  Nunca lance un cohete con paracaídas cuando se aproxima un helicóptero. Puede causar un grave accidente.

                  1.4.1.7.4. ACTIVACIÓN DEL RESAR.

                  Si se encuentra en una balsa salvavidas, active el RESAR (si lo tiene), use el VHF portátil (si lo tiene) para guiarle usando la técnica de las horas en un reloj y siempre desde el punto de vista del helicóptero, encienda una bengala, haga señales con espejos o lance un bote fumígeno.

                  Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

                  ACEPTAR
                  Aviso de cookies
                  Llámanos